Humor en serio sobre los niños que no quieren ir a la escuela

bsdyccdcyaa7zir

Esta caricatura me causó mucha gracia, porque parece que la mayoría de los pequeñitos se ponen algo renuentes a volver a clases y, si se ve como en el dibujo, uno se ríe pensando en el pobre niño haciendo de todo por evitar que lo levanten temprano y lo dejen otra vez en el cole. Según me han dicho amigas adelantadas en el tema de la maternidad (porque es mi primer hijo y aún no llego a esta etapa) es normal que los nenés armen una que otra pataleta al iniciar el año escolar.

Igualmente me pareció interesante aprovechar la vuelta al cole para llamar la atención sobre algo en lo que pensamos poco.

Generalmente relacionamos que un pequeñito se niegue a ir a la escuela, incluso armando berrinche, con una expresión de malcriadez o de ansiedad de separación por el tiempo transcurrido junto a los padres en las vacaciones, pero poco nos atrevemos a considerar que el niño no se sienta cómodo en su escuela por otras circunstancias.

Es bueno mantener la mirada aguda sobre este comportamiento porque también es de los primeros indicios en casos de bullying o maltrato, igualmente la recomendación de la psicología infantil es mantener una excelente comunicación con los niños para atajar cualquiera que sea la causa de estos ataques de rebeldía frente al sistema escolar.

Cuando me llegue el momento estaré atenta a este tema en mi FamiliaD2, espero que ustedes también.

…porque no hace falta que seamos tres para estar bien.

 

 

Anuncios

Regresamos a clases y estoy doblemente orgullosa

 

original_vuelta_al_cole

Tener a mi hijo en un colegio al ser una FamiliaD2 no ha sido sencillo. La presión económica se multiplica cuando debes afrontar gastos de: inscripción, mensualidades, útiles, uniformes y material de aseo personal, prácticamente sola, pero el esfuerzo vale la pena. La educación inicial es muy importante en el desarrollo de los niños y cuando no puedes estar con ellos en casa para dar esos primeros pasos de aprendizaje los maternales son una gran elección que no puede dejarse a la ligera.

Cuando supe que se acercaba la hora de volver al trabajo inicié la búsqueda del sitio perfecto para dejar a mi hijo al cuidado de personas que incluso pasarían con él más horas al día que yo. Recorrí 15 centros de educación inicial evaluando las condiciones de las instalaciones, los servicios que ofrecían, cuántas maestras tendría, cuántos compañeritos estarían con mi hijo en el mismo salón, con cuáles recursos educativos contaría y, algo nada despreciable, el “feeling” que me diera la institución. Hasta que di con el lugar que me pareció el más apropiado.

En el mes de julio pasado comenzaron sus primeras vacaciones, pues ingresó al maternal en abril, casi para el último trimestre del año escolar.

Fueron un par de meses difíciles. Las primeras vacaciones escolares te trastocan la rutina, te hacen volver al agobio de sentir que no tienes control de tu tiempo. En mi caso, gracias a Dios cuento con el apoyo de mi mamá y entre las dos pudimos sortear con éxito cada semana, intentando que el bebé estuviera lo mejor posible, cuidado y distraído.

Paseos a parques, a la piscina y, no podía faltar, el “plan vacacional en la oficina de mamá” o los días de juegos en casa con la abuelita.

Hoy iniciaron las clases. El fin de semana fue de preparar el morralito, de corte de cabello para comenzar las actividades lindo, de planificar en la cabeza la comidita de la semana. Pensé que me sentiría aliviada al dejarlo en el maternal al cuidado de sus maestras y no, no fue alivio lo que experimenté.

vuelta-al-cole-600x408

Entramos de la mano al nuevo salón y resultó ser un espacio muy diferente al Maternal A, donde inició el año escolar pasado. Atrás quedaron las mecedoras, los juguetes para bebé, el foami en el piso que invitaba a seguir gateando mientras aprendía a caminar y le dimos la bienvenida a un espacio más parecido a un salón de clases, con lugar para cada juguete didáctico, con cuentos para propiciar el primer contacto con los libros, con mesas y sillas bajitas donde aprenderá a mantener la concentración en las actividades y a seguir instrucciones mientras se divierte y aprende.

Está creciendo y este es su nuevo reto…

Hoy lo que sentí al dejar a mi hijo en su nuevo salón de clases fue un poco de melancolía, pero también orgullo, un doble orgullo en el alma. Por una parte lo veo crecer, lo veo independizarse cada vez más, aprender, avanzar en su educación y por otra parte me siento orgullosa de poder brindarle esa posibilidad con la que muchos otros niños no cuentan, orgullo porque cada día de mi trabajo se traduce en un mejor desarrollo para él, se traduce en alimentación, en educación, en juego y en sonrisas.

En esta FamiliaD2 somos un equipo y gracias a Dios cada quien está cumpliendo con su parte para llevar la empresa adelante. Este regreso a clases es un éxito pequeñito, de esos que se irán sumando hasta que mi Abel se convierta en un hombre de bien, Dios mediante.

Feliz año escolar 2016 – 2017 hijo …porque no hace falta que seamos tres para estar bien

Familia: un concepto a revisar en el hogar

Tipos de familia

Video para los niños: Tipos de familia

Cuando comencé a pensar en por qué me sentía tan mal de haberme quedado sola con mi hijo y no darle la “familia” que siempre pensé que le brindaría a mi descendencia, llegué a un punto que fue clave para lograr, de a poco, una recuperación emocional que me permitiera dar bienestar a mi pequeñito. Empecé a cuestionarme sobre lo que realmente es la familia.  

Resultó que el patrón que me habían presentado durante mi educación y formación familiar hizo más daño que bien.

En los años 80 y 90, período de mi infancia y adolescencia, el sistema educativo venezolano e incluso la formación en el hogar, estaban marcados por patrones rígidos en cuanto a la concepción de lo que es la familia. En la escuela te daban con frecuencia una hoja fotocopiada con un dibujo para colorear en el que se veía a una “familia” conformada siempre por mamá, papá, hijos y a veces mascotas, nada más. En los libros de texto sobre educación familiar, ciudadana, puericultura, este era el modelo, ningún otro.

Analizando un poco las consecuencias de ese modelo formativo, en mi caso, terminó tatuando en mis objetivos de vida la conformación de una familia bajo esos parámetros. Es así como, pareja tras pareja, llegaba a las relaciones evaluando “al candidato” con miras a cumplir esa tarea. Claro está, una vez que quedé embarazada y el padre resultó tener valores totalmente opuestos a los míos, me sentí en el aire.

En mi proceso de curación comencé a leer, a investigar sobre cómo llevar mi maternidad en solitario, mi FamiliaD2, así llegué a un montón de estudios que sociólogos y psicólogos han producido durante los últimos años analizando el tema. Ya estaba ante nuestros ojos el cambio cultural que, sobre el caso, representaban el divorcio, la viudez, la paternidad irresponsable y, más cerca en el tiempo, el clamor de la comunidad LGTB por tener derecho a ser padres.

Según psicólogos como Ulises Tomas hay 25 tipos de familia identificados, no sólo por su conformación, sino por la dinámica e interacción entre sus miembros. Les voy a dejar aquí los principales planteados por estudios menos extensos.

  • Familia Nuclear: formada por la madre, el padre y los hijos, es la familia clásica.
  • Familia Extendida: formada por parientes cuyas relaciones no son únicamente entre padres e hijos. Una familia extendida puede incluir abuelos, tíos, primos y otros consanguíneos o afines.
  • Familia Monoparental: formada por uno solo de los padres (la mayoría de las veces la madre) y sus hijos. Puede tener diversos orígenes: padres separados o divorciados donde los hijos quedan viviendo con uno de los padres, por un embarazo precoz donde se constituye la familia de madre soltera y por último el fallecimiento de uno de los cónyuges.
  • Familia Homoparental: formada por una pareja homosexual (hombres o mujeres) y sus hijos biológicos o adoptados
  • Familia Ensamblada: está formada por agregados de dos o más familias (ejemplo: madre sola con hijos se junta con padre viudo con hijos). En este tipo también se incluyen aquellas familias conformadas solamente por hermanos, o por amigos, donde el sentido de la palabra “familia” no tiene que ver con parentesco de consanguinidad, sino sobre todo consentimientos, convivencia y solidaridad, quienes viven juntos en el mismo espacio.
  • Familia de Hecho: este tipo de familia tiene lugar cuando la pareja convive sin ningún enlace legal.

www.e-neurocapitalhumano.org

www.tiposdefamilias.com

tipos de familia 2

Si la educación formal aún no se ha adaptado a los tiempos modernos, a la aceptación de la pluralidad, considero que nosotros sí debemos hacerlo en casa. Formar a los niños para que no etiqueten sobre la “normalidad” de alguien es importante para que sus mentes sean amplias, abiertas a la diversidad (cultural, religiosa, sexual y racial). El concepto de familia también debe ser amplio, debe ser revisado, ya no por expertos (que lo hicieron), sino al interior de cada hogar.

Claro que en las familias nucleares hay que demostrar a los hijos la importancia de la presencia de mamá y papá, porque realmente ambas figuras son relevantes, pero hay que dejarles claro que las personas se unen en más de una forma, por decisión o por circunstancias, y que eso no estará mal si es lo que llegan a vivir en el futuro. Lo importante es que sean felices.

Encajar a nuestros hijos en el modelo de familia tradicional, creado en el pasado por quienes no aceptaban que la humanidad está abierta permanentemente a cambios y adaptaciones, es propiciar frustraciones a futuro. Si este hubiese sido mi caso tal vez no habría llegado a sentir culpa por tener con mi hijo una FamiliaD2, porque habría sentido desde el inicio la plena felicidad de ser simplemente familia, como venga, como esté conformada, …porque no hace falta que seamos tres para estar bien.

Lo que revelan los dibujos de tus hijos

dibujo-familia

Es ya conocida la metodología de análisis de muchos psicólogos infantiles que atribuyen gran importancia a la forma como un niño plasma en papel lo que para él es su núcleo familiar. ¿A quién no pidieron en el colegio que dibujara a los miembros de su familia y le llamaron a los representantes para explicarles cómo eran percibidos?, a mí si.

Los colores, las formas, el volumen, la ubicación de los objetos con respecto a la figura central del niño y hasta la proporción de los cuerpos de cada miembro del grupo revelan un aspecto de la relación del pequeño con sus afectos.

Recientemente en Para Bebés publicaron un artículo sobre este tema que me llamó poderosamente la atención y es porque me recordó la importancia que tiene la observación en la crianza.

Abel Alejandro aún no sabe dibujar, pero ya llegará el momento en que lo haga y me pareció super importante saber que debo agudizar mi capacidad de observación, así como la intuición para interpretar los dibujos que él realice para representar a su familia.

Problemas de comunicación, relaciones difíciles, apego a un miembro de la familia más que a otros, inseguridad y violencia son algunos de los aspectos de la dinámica familiar que puede arrojar el ejercicio de representación con algunos colores y papel, aunque se advierte que esta no es una ciencia exacta.

A continuación les dejo un extracto interesante de este texto sobre cuáles son esos detalles a tomar en cuenta:

Orden del dibujo

El orden que sigue el niño a la hora de dibujar a los miembros de su familia suele indicar la importancia que cada persona tiene para él, así como el nivel de afecto. Generalmente la figura que pinta primero es con la que más se identifica, y la que percibe como una mayor fuente de seguridad y afecto. En el caso de que el niño se dibuje primero a sí mismo, puede indicar egocentrismo, miedo a la separación, dependencia emocional o necesidad de atención. Cuando omite a algún miembro de la familia, esto puede desvelar un problema subyacente, casi siempre celos, por lo que es común que ocurra con los hermanos o el padre. También puede pasar que al niño le cueste dibujar a un personaje, que lo borre o haga tachaduras, en ese caso puede indicar algún conflicto subyacente.

Distribución de las figuras en el espacio

La disposición de los miembros de la familia en el espacio también desvela muchos detalles sobre la relación del niño con las personas. Por ejemplo, si dibuja a alguien separado del grupo, es probable que esté viviendo algún conflicto con esa persona. Quizá le tiene miedo, siente que esa persona es distante emocionalmente o experimenta celos. En sentido general, la distancia entre las figuras y el niño brinda una idea sobre la solidez del vínculo afectivo, por lo que las figuras más importantes y queridas estarán más cerca de él. Si pinta a los miembros de la familia dispersos por toda la hoja, es probable que esto sea un síntoma de una carencia afectiva y de problemas de comunicación.

Rasgos de las figuras

Los detalles de las figuras brindan una información muy valiosa. La boca, en especial, es un signo del estado emocional con el que el niño ha reflejado a los personajes. Dibujar los dientes, sobre todo si son grandes o afilados, puede indicar agresividad o rechazo hacia esa persona. Dibujar ojos excesivamente grandes puede denotar recelo y desconfianza. Las manos también son muy importantes: los brazos largos indican la necesidad de comunicar y la afectividad, mientras que unos brazos cortos pueden representar dificultades para comunicarse, inseguridad y retraimiento. Cuando las figuras sin manos, pueden denotar miedo a la agresión física, lo cual es común en las figuras de los padres. Si es el niño quien se dibuja sin manos, puede expresar una sensación de culpabilidad.

Elementos ajenos a la familia

Aunque se le pida al niño que dibuje a su familia, a veces los pequeños incluyen otros elementos, como animales u objetos, los cuales también tienen un significado. Por ejemplo, si en el dibujo cada persona aparece realizando una actividad por su cuenta, puede denotar dificultades en la comunicación familiar. Si el pequeño dibuja animales domésticos entre sí y los otros miembros de la familia, puede indicar una necesidad afectiva que no está siendo satisfecha. Por otra parte, los elementos meteorológicos también aportan información relevante. El sol, por ejemplo, es símbolo de alegría, sociabilidad y felicidad, mientras que las nubes, la lluvia y las tormentas pueden indicar preocupaciones y miedos a nivel inconsciente.
En cualquier tipo de familia es importante la observación del comportamiento y formas de expresión de los más pequeños, pues es en los detalles donde podemos advertir los problemas que pueden transformarse a largo plazo en graves traumas. Recuerda que si ves manifestaciones que llamen tu atención lo mejor es llevar a tu hijo/a a un especialista que te ayude a identificar con mayor precisión lo que está ocurriendo en el seno familiar.
En mi FamiliaD2 intentaré mantener presentes estas recomendaciones …porque no hace falta que seamos tres para estar bien.

Embarazo en singular

embarazo

Todas las que anhelábamos la maternidad pensamos en el embarazo como un estado de plenitud, de gozo plagado de ilusiones y muy probablemente también lo imaginamos como un momento que compartiríamos con quien fuera el padre de ese bebé en camino. Soñamos con un hombre ilusionado a los mismos niveles que nosotras, que se sentara a dibujar en su mente cómo sería el rostro de ese pequeño ser humano que se formaba en el vientre de la mujer amada. Soy muestra, como algunas de quienes me leen, de que la maternidad puede que no llegue de esta manera idealizada.

Sin dar mayores detalles sobre cómo ocurrió la separación (porque los motivos sobran) les cuento que cuando tenía 6 semanas de gestación supe que él y yo seríamos padres, dos semanas después ya el embarazo se había convertido en un estado que debía vivir en solitario. Eso de “estamos embarazados” se esfumó.

Algunas por circunstancias que no está en sus manos cambiar y otras por decisión, las mujeres que atravesamos el embarazo en singular debemos ver, en paralelo, cómo se derrumba el mito de la casita con perro, gato, una cerca blanca, florecitas en la entrada y la familia feliz; mientras las hormonas, la panza que te crece, las patadas que se incorporan a la fiesta y los malestares te recuerdan que pronto tendrás a ese pequeño ser en brazos y sonríes por eso.

El soporte familiar

Si estás embarazada y no cuentas con una pareja en quien apoyarte, no desesperes. La familia, como en otros momentos duros de la vida, será tu mejor tabla de salvación, la que te mantendrá a flote para llevarte al puerto seguro del nacimiento de tu bebé.

Desahógate, cuenta lo que sientes, manifiesta tus miedos.

embarazo 2

Las visitas al médico pueden ser penosas si vas sola, dile a un familiar que te acompañe: tu mamá, una hermana, una prima, las mejores amigas se consideran familia, así que también se valen.

No salgas a comprar cosas para el bebé si tu estado de ánimo ese día no es el mejor. Si alguien puede acompañarte a buscar ropita o teteros, es preferible, porque verte en una tienda llena de parejas felices no es bueno para la salud mental de una embarazada, sola y con hormonas danzantes.

En Baby Sitio encontrarás recomendaciones y respuestas a otras tantas preguntas que te debes estar haciendo como si es o no necesaria la ayuda psicológica en este punto. Yo no la busqué y creo que me habría ayudado mucho para evitar la depresión posterior al nacimiento de Abel Alejandro.

Trata de no pasar malos ratos

Ya tienes suficiente con la preocupación de cómo sobrellevarás el embarazo y después tu FamiliaD2 como para estar pasando rabietas que, finalmente, afectarán al bebé.

Si tienes una mala relación con el padre de tu hijo en camino no permitas que eso te afecte. Yo opté por bloquear toda comunicación hasta el nacimiento del niño, eso me dio paz por unos meses, pero a ti te puede funcionar otra forma de hacer las cosas. Evalúa bien y deja que prive el bienestar de tu bebé por encima de todo.

Pasar esta etapa en tranquilidad es importante para el normal desarrollo de tu hijo, también te ayudará a pensar claramente y planificarte mejor para lo que está por venir. Pronto tendrás una FamiliaD2 y no te preocupes …porque no hace falta que seamos tres para estar bien.

 

Artículos para bebés que necesitarás como madre soltera

super mama

Cuando estás en una FamiliaD2 con un bebé recién nacido las tareas del hogar, las de la atención propia incluso, se complican bastante a falta de ese par de brazos extra con el que se cuenta cuando la crianza de los niños está a cargo de ambos padres. Cocinar, lavar la ropa (la tuya y la del bebé que ensucia bastante), arreglar la cama y hasta bañarte son tareas que se pueden convertir en una travesía si, como yo, tienes a un pequeñín que demanda tanto los brazos de la madre.

Así fue como llegué a cuatro artículos que resultaron esenciales para darle un poco de orden a mi vida (no mucho). Si debo recomendar algo a las mujeres solas que están embarazadas o con bebés recién nacidos en una FamiliaD2 es que adquieran estos productos que, aunque les parezcan un lujo, les servirán de mucho:

  • Monitores: Estos aparatos te servirán para atender las labores del hogar mientras tu monitorretoño duerme en su cuna. Deja el monitor principal al lado del bebé y llévate el receptor contigo a cualquier lugar de la casa, así sabrás cuándo esté despierto, pero mientras duerme podrás adelantar lo pendiente en casa. Los hay de diferentes marcas, con o sin cámara para contar también con imagen, además del audio. También te encontrarás con otros que incluyen una membrana con sensores que debes colocar debajo del colchón para detectar también sus movimientos. 

 

  • mecedoraBouncer o mecedora: Este artículo fue uno de los más importantes para mí. Abel Alejandro era un bebé al que nunca le gustó estar solo, por lo que demandaba mucho los brazos. Ponerlo en su mecedora, que viene con un accesorio que emite música y sonidos de la selva, además de vibrar, era lo mejor para tranquilizarlo mientras yo hacía otras cosas. Jamás se me ocurrió meterlo en mi lista de compras durante el embarazo porque me parecía prescindible, pero conté con la suerte de que me lo regalaran. No pierdas la oportunidad de ganar algo de tiempo adquiriendo este artículo. Puedes encontrarlos de diferentes marcas y motivos, con o sin accesorios musicales.

 

  • Corral: Para cuando el bebé ha crecido un poquito y
    corralya puede sentarse solo es importante contar con un corral plegable que puedas poner donde estés más activa en la casa, generalmente es en la cocina. Si tu hijo es como el mío llorará un poco mientras se acostumbra a estar solo en ese recuadro cerrado, pero con suerte y con algunos juguetes que lo distraigan en un par de semanas se mantendrá tranquilo lo suficiente como para que hagas algo más que atenderlo a él o ella. Los más sencillos, para este fin, son los mejores porque solemos enamorarnos de los más estrambóticos y luego nos cuesta moverlos de un lado al otro. 

 

  • canguroCanguro: Entre la etapa de la cuna y la del corral se me hizo bastante difícil mantener tranquilo a mi hijo mientras hacía otras cosas en la casa, hasta que un día opté por montarme encima a mi “monito” dentro de su canguro. ¡Santo remedio! Estaba cargado, que era lo que él quería, y yo tenía las manos libres que era lo que necesitaba. Los consigues en diferentes colores, además, según la marca y modelo aguantan más o menos peso. Revisa las características del producto antes de comprarlo. Otra opción similar son los fulares de tela expandible.  

 

Debes saber que para comprar estos artículos no es necesario gastarte un dineral. En la web consigues diferentes sitios de compra-venta de productos usados donde seguro podrás encontrar unos en buen estado ya que los bebés tan pequeños no llegan a deteriorar estas cosas.

Evidentemente todos los niños son diferentes en carácter y demandas, pero seguro a alguno de ustedes les servirán estos productos para ayudarlos a llevar (con menos estrés que yo) su FamiliaD2 …porque no hace falta que seamos tres para estar bien.