Blog para NO víctimas

Desde el nacimiento de mi hijo Abel Alejandro, hace 1 año y 3 meses, la maternidad se me ha presentado como una montaña rusa de emociones, sentimientos encontrados, retos a superar, miedos (con su respectivo vacío en el estómago) y cambios imprevistos. Todo esto era algo con lo que, quizás, ya me había planteado encontrarme cada vez que pensaba en que quería tener hijos, pero siempre considerando que mi deseo era el de formar una familia y que, seguramente, todo sería más sencillo y hermoso al compartirlo con el ser amado, mi pareja.

Blog 1

Bien dicen “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”. Por circunstancias del destino, y de las malas elecciones, entró a mi vida una persona que no compartía conmigo esos objetivos de vida que son fundamentales para la conformación de un hogar, pero eso lo supe después que llegó el test de embarazo con la rayita azul.

Soy periodista en Venezuela: de esas que ha “pateado calle” en una realidad convulsionada por la diatriba política, que corre tras la noticia, de las que se ha asfixiado con las bombas lacrimógenas, de las que ha sentido el odio de un sector contra la prensa traducido en golpes (literalmente). No me imaginaba sintiendo miedo, paralizada ante la crianza uniparental, pero así fue.

No sé si fue la decepción amorosa, llevar la carga de un embarazo sin apoyo, las hormonas alborotadas tras la cesárea (o todo junto), pero los primeros meses con mi hijo fueron una tortura emocional, tanto, que llegué a sentirme desconectada de aquel pequeño ser que me pedía alimento y consuelo a gritos.

Tuve la sensación de ser la peor madre del mundo por no haber sido capaz de darle a mi hijo un padre responsable y amoroso, que compartiera conmigo la experiencia de verlo crecer y formarlo como un buen hombre. Sentía culpa por el cansancio acumulado de días y noches, culpa porque estar agotada me hacía perder la paciencia constantemente, culpa porque estaba sobrecargando a mi mamá con preocupaciones y nuevas labores al ayudarme en la atención del bebé.

Los días eran largos…

Encontrando el camino

Sin duda hay quienes son más fuertes y desde el día del nacimiento de su bebé saben instintivamente cómo afrontar la maternidad/paternidad en soltería, quizás para los más estructurados y organizados es más sencillo.No es el caso de todos, para algunos es cuestión de tiempo.

Buscar ayuda psicológica me ayudó, volver al trabajo y retomar mi pasión por el periodismo me ayudó.

Hoy puedo decir que estoy mejor. Abel Alejandro comenzó a caminar, a tocar las cosas que se consigue por toda la casa, va al maternal y comparte con otros niños, se ríe a carcajadas cuando escucha algunas canciones y ve los dibujos animados en la TV. Hoy lo disfruto un poco más, aunque sigo sin sentirme como la madre abnegada de las revistas.

Blog para NO víctimas

Después de estar 1 año y 3 meses preguntándome ¿por qué a mí?, ¿por qué a nosotros?, considero que es tiempo de avanzar. Si quiero que mi hijo tenga una infancia feliz, a pesar de la ausencia de su padre, debo dejar atrás el sentimiento de haber sido víctima del mal proceder de otro.

Cuando decidí abrir este espacio lo hice pensando en que debe ser positivo, no un blog para desahogarme, que debe ser un lugar en el que otras madres y padres que se encuentran ante la crianza uniparental la experimenten de una forma menos traumática que yo y donde consigan reflexiones, información y consejos de expertos para que se les haga más leve la travesía.

Estamos juntos en esto y, con a ustedes, iré aprendiendo en el proceso de formar una FamiliaD2 , porque no hace falta que seamos tres para estar bien.

 

 

Anuncios

18 pensamientos en “Blog para NO víctimas

      • Claro no hace falta tres. Tú podrás salir adelante sola Yo lo hice enfócate en darle doble amor y veras que todo sale bien. Estoy segura que la próxima miraras con más experiencia alguien que te quiera y te valore como tú te lo mereces

        Me gusta

      • Ahora tengo la certeza de que así será, pero al principio uno siente que es difícil llegar a sentirse bien otra vez. Lo que te hace abrir los ojos es que pasa el tiempo y de repente te das cuenta de que has ido superando los malos momentos. Muchas gracias =)

        Me gusta

  1. FamiliaD2, los que hemos crecido bajo la crianza de una madre, como es mi caso, creo nos podemos identificar contigo. Aunque siendo mujer, desafortunadamente, los eventos se complican en cuanto hay niños. En algunas mujeres las deficiencias de soporte se hace inaguantable, pero el sabio tiempo y esa asistencia especial que a diario nos da la mano, nos ayuda a recobrar la confianza. Me alegra un mundo saber que las nubes se van despejando y la claridad viene a ti y a tu entorno.

    Animo y coraje y dale el cariño al niño para que sepa apreciarte aún en los momentos que pienses que él no lo note…

    Me gusta

    • Poco a poco uno se va adaptando, se organiza con las finanzas y, como dices, siempre hay manos amigas cerca para ayudar. Lo importante es garantizarles la mejor calidad de vida posible, además del soporte emocional. =) Gracias por el apoyo

      Me gusta

  2. Buenas,pues Siii es muy difícil ,hacer famíliad2,pero no imposible. Si ellos no deciden seguir el camino,(los papas) estoy segura que el instinto de ser mamá nunca nos abandona a pesar De todos los miedos qué nos invaden,para criar a nuestros hijos, pero lo positivo es que a veces es mejor qüe se alejen y que no se queden sumando mas problemas, Ya son suficientes con todo lo que nos toca enfrentar la maternidad, con toda convicción les digo ,qué pasando por este proceso con una beba De 4meses .vale la pena seguir, porque el verdadero amor lo conoces con tus bebes (claro es otro tipo De amor) pero tienes por quien luchar y el doble De abrazos, besos, cariños, y todas sus ocurrencias. Por Eso y todo lo demás, no lo cambiaría por nada Del mundo, de nuestros hijos también aprendemos.

    Me gusta

    • Tienes mucha razón. Definitivamente viéndolo en retrospectiva uno se da cuenta de que, como dicen, “lo mejor es lo que pasa” y para que se queden en una relación problemática es preferible no contar con los padres. Esto no deja de ser frustrante, porque siempre pensamos en que la responsabilidad y el amor debería sostener las familias. Después que pasamos por esto nos damos cuenta de que “no es tan así”.Los principios y valores no son iguales para todos. Lo mejor es que madres como nosotras tenemos la posibilidad de formar a nuestros bebés como seres humanos más considerados y responsables, para que sean una generación de mejores personas. Besos a tu beba.

      Me gusta

  3. Sobrina, en primer lugar te felicito por la valentía de manifestar todo lo que has tenido que superar desde el momento de la concepción de Abel, hssta el dia de hoy. Solo ese acto de expresarlo muestra tu madrez ante tal reto. Yo no soy de muchas palabras y tu lo sabes bien, pero el ser madre y como actuar en todas las circunstancias que debas enfrentar, van llegando por intuición, porque no hay un manual para ello y ningun ser humano esta preparado para tal fin. Sin embargo debo decirte que las docis infalibles para lograr tus anhelos psra con Abel son: En primer lugar mucho amor y afortunadamente para ti, cuentas con mi hermana y tu hermano que sin lugar a dudas, ya de hecho los convierte en una familiad4 y no d2. Otro ingrediente importante es la comprensión, para poder entender todas las futuras situaciones que te tocarán enfrentar, pues créeme que habran algunas que no te gusten pero tendrás que aceptar. La constancia ante cualquier problema que te toque resolver y jamás rendirte. Por último pero no menos importante, la amistad con Abel que junto a la confianza los fortalecerá como madre e hijo. Sentidas palabras las tuyas. Pero sigue adelante que somos una casta fuerte, batalladoras y triunfadoras! T.Q.M.

    Me gusta

    • Tía bella, gracias por leerme. Tienes razón, poco a poco todo va cayendo en su lugar y salen las cosas positivas como este blog. Gracias a Dios cuento con la familia para criar y atender a Abel. Sé que tu sacaste adelante a mis primos solita también, aunque por otros motivos y lo hiciste excelente.

      Me gusta

  4. Completamente identificada.. Dices cosas que pocas nos atreveríamos pero que son tan ciertas que erizan la piel.. Tal vez solo pudiera agregar que, hasta estando acompañada del padre de tus hijos, puedes sentirte muy sola, y tal vez es hasta peor.. tener hijos es aterrador pero a la vez es como un milagro.. Mi paciencia es corta, y no tengo una pizca de abnegación, pero me ha tocado viajar constantemente y llega un momento en que solo quiero regresar porque los extraño.. Y a veces son lo único que le da sentido a mi vida.. A la final por ellos trabajo, y lucho para que tengan un futuro mejor.. Son muchos sentimientos encontrados.. Igual he sentido la necesidad de salir corriendo.. Los hijos cambian todo, dejas de vivir por ti a la fuerza, antes no lo sabíamos, pero puede ser muy frustrante.. Eso sí, nadie nos dijo que sería fácil…

    Me gusta

    • Somos madres reales y cuando pensábamos en serlo lo idealizamos. Ahora es cuando uno se da cuenta de que no es tan glamoroso ni “cuchi” como se veía, pero coincido contigo, hay momentos en los que te agotas y te desesperas, pero otros en los que sientes que no querrías que fuera diferente.

      Me gusta

  5. ¡Orgullosa de que hayas podido encontrar el camino hacia la sanación del alma mi JLo! Dios los bendiga a ambos y los acompañe en ese camino. Adelante, que sí se puede ser feliz.

    Me gusta

  6. Que belleza tu escrito, que franqueza, te seguiré y leeré…!!! Abel es muy afortunado y tu de tenerlo también! Tu madre, al sumarte al proyecto (ella por experiencia sabe que es una apuesta segura) y ver crecer la familia, la llena de satisfacción!

    Lo que cuentas, no solo te ha sucedido a ti, la maternidad es una experiencia con subes y bajas, el cansancio físico no se recupera nunca pero pera la recompensa está en ellos mismos, cuando llegas a casa, en ese abrazo, en esos besos lleno de babas, eso lo paga todo!!!! Animo preciosa!!!! Eres una triunfadora!!! Te recuerdo con cariño!

    Me gusta

  7. ¡Muy buen relato, Jennifer! He estado revisando el blog y me parece muy interesante. De hecho, he visitado esas páginas que recomiendas para padres. Por la razón que sea, el ejercicio de escribir nos libera, hace que uno se encuentre con uno mismo frente a frente y, además, deja muchas satisfacciones, pues más que la necesidad de ser leído, está la necesidad de escribir y plasmar lo que uno siente. Yo siempre me pregunto: ¿qué pensará Valerie cuando sea más grande y pueda leer lo que he escrito de ella o de cualquier otro tema? Falta mucho, lo sé, pero desde ahora tengo esa curiosidad. Estaré pendiente de cada uno de tus escritos. ¡Un fuerte abrazo, súper mamá!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s