Regresamos a clases y estoy doblemente orgullosa

 

original_vuelta_al_cole

Tener a mi hijo en un colegio al ser una FamiliaD2 no ha sido sencillo. La presión económica se multiplica cuando debes afrontar gastos de: inscripción, mensualidades, útiles, uniformes y material de aseo personal, prácticamente sola, pero el esfuerzo vale la pena. La educación inicial es muy importante en el desarrollo de los niños y cuando no puedes estar con ellos en casa para dar esos primeros pasos de aprendizaje los maternales son una gran elección que no puede dejarse a la ligera.

Cuando supe que se acercaba la hora de volver al trabajo inicié la búsqueda del sitio perfecto para dejar a mi hijo al cuidado de personas que incluso pasarían con él más horas al día que yo. Recorrí 15 centros de educación inicial evaluando las condiciones de las instalaciones, los servicios que ofrecían, cuántas maestras tendría, cuántos compañeritos estarían con mi hijo en el mismo salón, con cuáles recursos educativos contaría y, algo nada despreciable, el “feeling” que me diera la institución. Hasta que di con el lugar que me pareció el más apropiado.

En el mes de julio pasado comenzaron sus primeras vacaciones, pues ingresó al maternal en abril, casi para el último trimestre del año escolar.

Fueron un par de meses difíciles. Las primeras vacaciones escolares te trastocan la rutina, te hacen volver al agobio de sentir que no tienes control de tu tiempo. En mi caso, gracias a Dios cuento con el apoyo de mi mamá y entre las dos pudimos sortear con éxito cada semana, intentando que el bebé estuviera lo mejor posible, cuidado y distraído.

Paseos a parques, a la piscina y, no podía faltar, el “plan vacacional en la oficina de mamá” o los días de juegos en casa con la abuelita.

Hoy iniciaron las clases. El fin de semana fue de preparar el morralito, de corte de cabello para comenzar las actividades lindo, de planificar en la cabeza la comidita de la semana. Pensé que me sentiría aliviada al dejarlo en el maternal al cuidado de sus maestras y no, no fue alivio lo que experimenté.

vuelta-al-cole-600x408

Entramos de la mano al nuevo salón y resultó ser un espacio muy diferente al Maternal A, donde inició el año escolar pasado. Atrás quedaron las mecedoras, los juguetes para bebé, el foami en el piso que invitaba a seguir gateando mientras aprendía a caminar y le dimos la bienvenida a un espacio más parecido a un salón de clases, con lugar para cada juguete didáctico, con cuentos para propiciar el primer contacto con los libros, con mesas y sillas bajitas donde aprenderá a mantener la concentración en las actividades y a seguir instrucciones mientras se divierte y aprende.

Está creciendo y este es su nuevo reto…

Hoy lo que sentí al dejar a mi hijo en su nuevo salón de clases fue un poco de melancolía, pero también orgullo, un doble orgullo en el alma. Por una parte lo veo crecer, lo veo independizarse cada vez más, aprender, avanzar en su educación y por otra parte me siento orgullosa de poder brindarle esa posibilidad con la que muchos otros niños no cuentan, orgullo porque cada día de mi trabajo se traduce en un mejor desarrollo para él, se traduce en alimentación, en educación, en juego y en sonrisas.

En esta FamiliaD2 somos un equipo y gracias a Dios cada quien está cumpliendo con su parte para llevar la empresa adelante. Este regreso a clases es un éxito pequeñito, de esos que se irán sumando hasta que mi Abel se convierta en un hombre de bien, Dios mediante.

Feliz año escolar 2016 – 2017 hijo …porque no hace falta que seamos tres para estar bien

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s