También hay padres solteros

jhonson

Generalmente relacionamos de forma automática la crianza monoparental con la imagen de las mujeres, madres que por una u otra razón se quedaron solas en la crianza de su hijo/a, pero algunos hombres también se ven cara a cara con la necesidad de hacerse cargo de un bebé, sin el apoyo de una pareja y con la dificultad adicional de que la sociedad no los preparó para un doble rol.

Es por eso que resultan tan conmovedoras historias como la de Richard Jhonson, un estadounidense cuyos mensajes en Facebook se hicieron virales porque reflejaban la desesperación y desorientación de un hombre que no sabía si lo estaba haciendo bien como padre soltero de una bebé que, en ese momento (noviembre de 2015), tenía 10 meses de edad, Persephone.

“Ha habido días duros y, a veces, no estaba seguro de si sería capaz de aguantar otro día más. He pasado muchas noches llorando con mi pequeña en brazos porque no sabía si iba a ser lo suficientemente buen padre para ella”, escribió Jhonson en un mensaje que acompañó con una foto en la que se ve con su pequeña en brazos.

Abandonados por la madre de la niña cuando tenía apenas un mes de nacida, este padre debió pasar por lo que atravesamos las madres solteras: rutinas agobiantes, agotamiento, trasnocho, incertidumbre, cambio de pañales, teteros, visitas al pediatra.

“Como la noche en la que gateó por primera vez. Gateó hacia mí, me puso la manita en la mejilla y me miró a los ojos. Yo lo interpreté como un ‘vamos, papá, nos queda mucho por hacer’. Así que le dije que ninguno de los dos iba a llorar más y que íbamos a luchar por ser felices. Y nos hemos mantenido fieles a esa promesa”, recordó.

La cuenta en Facebook de Life Of Dad publicó la historia en la que el padre soltero recibió miles de likes y muchos comentarios de apoyo. En el Huffington Post puedes encontrar otros extractos de la carta, así como una entrevista que le realizaron a este joven de 21 años que ahora tiene una FamiliaD2.

Padres comprometidos en la web

Indagando en la historia de Richard Jhonson me encontré con el sitio web que publicó su historia, Liife Of Dad es un espacio en el que los hombres relatan su experiencia desde la perspectiva de ser padres comprometidos. Allí, otros padres solteros comparten sus inquietudes, información sobre la crianza de los hijos, tips y también se desahogan cuando lo necesitan.

“Vi que había más padres que se encontraban en una situación similar a la mía. Esta página fue un verdadero chute de confianza para mí y me ayudó muchísimo a llevar todo esto”, escribió Richard Jhonson en una carta.

Si estás en una situación similar o simplemente quieres conectarte con las experiencias de estos hombres que se han hecho cargo de la crianza de sus hijos, visita Life Of Dad. Está en inglés, pero cualquier traductor web te puede ayudar a llevarlo a español.

 

Anuncios

Jamás se cansan antes que uno…

ilustracion 2

Reírnos de nosotros mismos y de nuestras circunstancias es terapéutico… Eso debo repetirlo yo también, a ver si le tengo más paciencia a mi hijo. Mientras tanto les dejo esta imagen para que practiquemos juntos.

Ilustración Cloud-B

FamiliaD2 por decisión

 

Single-mom

Algunas mujeres llegamos a la crianza monoparental por circunstancias de la vida: divorcio, viudez o sencillamente el padre de nuestro hijo no era un hombre con el compromiso de asumir su rol. Otras, definitivamente valientes, toman la decisión de ser madres haya o no haya una relación con el padre biológico de su bebé.

La psicóloga Sonia Gómez Martínez en Guía Infantil reflexiona sobre lo positivo de tomar esta decisión en plena conciencia de que estarás sola en la crianza de tu hijo.

En el caso de ser una mujer económicamente solvente, de contar con una red familiar y de amistades lo suficientemente robusta que te apoye en la formación y atención de tu bebé lo positivo es que ese pequeño retoño es tuyo, únicamente tuyo. Todas las decisiones al rededor de la educación  y transmisión de valores estarán en tus manos, sin tener que discutirlas con nadie.

Sonia Gómez advierte que, antes de decidir algo tan trascendental, debes asegurarte de tener, para ese niño planificado, la figura paterna que le sirva de referencia en su vida. Un tío, un abuelo, tu mejor amigo, un maestro o un entrenador deportivo son algunos de quienes te pueden ayudar, según aconsejan los expertos.

A estas recomendaciones de la psicóloga Sonia Gómez me atrevo a agregar que, dependiendo del mecanismo que selecciones para hacer realidad tu sueño de ser madre, te informes sobre el marco legal local que te ampara y con el que podrás ejercer la patria potestad, así como la guardia y custodia de tu hijo. Discutan y decidan previamente si el padre tendrá o no la posibilidad de relacionarse con ese bebé y de presentarlo legalmente como suyo. No dejar claros estos puntos antes de “encargar” al retoño puede acarrearte dolores de cabeza innecesarios.

Si estás lista para tomar la decisión sólo te queda prepararte para disfrutar de tu FamiliaD2 …porque no hace falta que seamos tres para estar bien.

 

Por una paternidad comprometida

bebe y mama 2Aunque ya estamos en nuestra FamiliaD2 , para las mujeres que tenemos hijos varones en crianza uniparental es importante que contemos con guía para formar a nuestros pequeños como futuros hombres que no vayan a repetir los patrones de abandono de sus padres.

En próximos posts compartiré con ustedes mis hallazgos en la web sobre tips, investigación de psicólogos infantiles y más acerca de cómo podemos hacer para que nuestros pequeños encuentren en su entorno lo necesario para ser futuros padres comprometidos.

Por el momento los invito a visitar Fatherhood iniciativa en los Estados Unidos que alienta a los padres a entender la importancia de su rol en la vida de los pequeños.

Hoy tenemos una hermosa FamiliaD2 …porque no hace falta que seamos tres para estar bien, pero anhelamos que nuestros hijos si sean padres comprometidos, hagamos que sea así formando hombres respetuosos y considerados de la mujer, informados sobre las consecuencias que traen en un niño el abandono y la falta de la figura paterna.

 

Blog para NO víctimas

Desde el nacimiento de mi hijo Abel Alejandro, hace 1 año y 3 meses, la maternidad se me ha presentado como una montaña rusa de emociones, sentimientos encontrados, retos a superar, miedos (con su respectivo vacío en el estómago) y cambios imprevistos. Todo esto era algo con lo que, quizás, ya me había planteado encontrarme cada vez que pensaba en que quería tener hijos, pero siempre considerando que mi deseo era el de formar una familia y que, seguramente, todo sería más sencillo y hermoso al compartirlo con el ser amado, mi pareja.

Blog 1

Bien dicen “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”. Por circunstancias del destino, y de las malas elecciones, entró a mi vida una persona que no compartía conmigo esos objetivos de vida que son fundamentales para la conformación de un hogar, pero eso lo supe después que llegó el test de embarazo con la rayita azul.

Soy periodista en Venezuela: de esas que ha “pateado calle” en una realidad convulsionada por la diatriba política, que corre tras la noticia, de las que se ha asfixiado con las bombas lacrimógenas, de las que ha sentido el odio de un sector contra la prensa traducido en golpes (literalmente). No me imaginaba sintiendo miedo, paralizada ante la crianza uniparental, pero así fue.

No sé si fue la decepción amorosa, llevar la carga de un embarazo sin apoyo, las hormonas alborotadas tras la cesárea (o todo junto), pero los primeros meses con mi hijo fueron una tortura emocional, tanto, que llegué a sentirme desconectada de aquel pequeño ser que me pedía alimento y consuelo a gritos.

Tuve la sensación de ser la peor madre del mundo por no haber sido capaz de darle a mi hijo un padre responsable y amoroso, que compartiera conmigo la experiencia de verlo crecer y formarlo como un buen hombre. Sentía culpa por el cansancio acumulado de días y noches, culpa porque estar agotada me hacía perder la paciencia constantemente, culpa porque estaba sobrecargando a mi mamá con preocupaciones y nuevas labores al ayudarme en la atención del bebé.

Los días eran largos…

Encontrando el camino

Sin duda hay quienes son más fuertes y desde el día del nacimiento de su bebé saben instintivamente cómo afrontar la maternidad/paternidad en soltería, quizás para los más estructurados y organizados es más sencillo.No es el caso de todos, para algunos es cuestión de tiempo.

Buscar ayuda psicológica me ayudó, volver al trabajo y retomar mi pasión por el periodismo me ayudó.

Hoy puedo decir que estoy mejor. Abel Alejandro comenzó a caminar, a tocar las cosas que se consigue por toda la casa, va al maternal y comparte con otros niños, se ríe a carcajadas cuando escucha algunas canciones y ve los dibujos animados en la TV. Hoy lo disfruto un poco más, aunque sigo sin sentirme como la madre abnegada de las revistas.

Blog para NO víctimas

Después de estar 1 año y 3 meses preguntándome ¿por qué a mí?, ¿por qué a nosotros?, considero que es tiempo de avanzar. Si quiero que mi hijo tenga una infancia feliz, a pesar de la ausencia de su padre, debo dejar atrás el sentimiento de haber sido víctima del mal proceder de otro.

Cuando decidí abrir este espacio lo hice pensando en que debe ser positivo, no un blog para desahogarme, que debe ser un lugar en el que otras madres y padres que se encuentran ante la crianza uniparental la experimenten de una forma menos traumática que yo y donde consigan reflexiones, información y consejos de expertos para que se les haga más leve la travesía.

Estamos juntos en esto y, con a ustedes, iré aprendiendo en el proceso de formar una FamiliaD2 , porque no hace falta que seamos tres para estar bien.